En primer lugar se puede intentar una solución amistosa mediante el envío de un burofax al inquilino y llamadas telefónicas para convencerle de que lo mejor para él es pagar lo que debe y marcharse voluntariamente.En caso de que no sea posible llegar a un acuerdo amistoso, el siguiente paso es acudir inmediatamente a la vía judicial. El funcionamiento del procedimiento judicial de desahucio es el que sigue:

Desde el momento en que se interpone la demanda en el juzgado, hasta que se produce el lanzamiento del inquilino, pueden pasar entre 3 y 4 meses, así que cuando antes empiece, antes va a conseguir las llaves de su vivienda. En el siguiente vídeo se explica en términos generales en qué consiste el procedimiento judicial de desahucio:

Y en los siguientes vídeos respondemos a las preguntas que suelen hacer los propietarios más frecuentemente cuando tienen que enfrentarse a un procedimiento de desahucio:

No lo dude más, ponga este asunto en nuestras manos y relájese, nosotros nos ocupamos de todo.
Llámenos al 931 000 350 a cualquier hora y un abogado le atenderá personalmente.